La boda de Carolina y Sergio se transformo en la primera boda que me tocó cubrir en la localidad de Villa Alegre. La celebración de la boda se llevo a cabo en el centro de eventos del Hotel Colonial de Villa Alegre, el que se encuentra ubicado en el corazón de la localidad, la que destaca por su arquitectura colonial, además de su gran avenida adornada por sus largas arboledas de naranjos.

Al rededor de las 15 hrs. ya me encontraba junto a Carolina, quien ya comenzaba sus preparativos junto al peluquero y la maquilladora, en paralelo, en otra habitación del hotel, se encontraba Sergio, quien también ya se ocupaba de cada detalle para la ceremonia, este fue el momento donde conversamos, nos reímos y comenzamos a hacer las primeras fotografías con Carolina y Sergio.

A eso de las 16:30 ya se encontraban todos los invitados en la sala de ceremonias del lugar, a la espera de los protagonistas de esta historia. Una ceremonia civil, solemne y precisa, el lugar muy acogedor y cómodo. Mientras se produce el traslado de los invitados al salón, donde espera la recepción de los novios, nos fuimos de caminata por los jardines y áreas verdes que tiene el recinto del hotel, lugares que utilizamos como locaciones para desarrollar la sesión fotográfica, como estábamos en pleno mes de julio, no fue sorpresa al ver que justo en el momento de la sesión comenzaban a caer algunas gotas de lluvia, lo que resolvimos con un para de paraguas (un par de meses antes, en conjunto con lo novios ya habíamos planificado cual seria el recorrido de aquel día, pero no la lluvia…) y pudimos continuar sin problemas nuestras fotografías. Luego de 15 ò 20 minutos ya dábamos por terminada la sesión junto a Carolina y Sergio, para hacer la entrada al salón, en donde todos sus invitados los esperaban para iniciar la la celebración.